LOS PADRES

Informarán al niño:

  • Los padres son los primeros responsables a la hora de informar a su hijo.
  • Es fundamental que la información se realice lo más pronto posible, de forma clara, sin engaños y adaptada a la edad del niño.
  • No se han de esconder ni hacer desaparecer de casa los alimentos que contengan gluten, sino enseñar al niño a distinguir qué es lo que puede o lo que no puede comer. Enseñarle a decir “no”y a enfrentarse al hecho de que a pesar de que este alimento a él le hace daño, otras personas sí pueden comerlo y no les perjudica.

El niño celíaco, desde muy pequeño, suele ser muy responsable sobre su problema y aprende a distinguir muy bien lo que puede o no puede comer si le proporcionamos la información adecuada.

Informarán a los maestros:

  • Los padres proporcionarán a los maestros información sobre la enfermedad celíaca y sobre los alimentos que el niño celíaco puede o no puede comer.
  • Entre los padres y los maestros se establecerá un intercambio de información y un compromiso de mutua colaboración.

Los padres pueden ayudar a los maestros facilitando alimentos sin gluten para momentos especiales (premios, celebraciones, aniversarios…), de manera que el niño celíaco puede participar como el resto de sus compañeros.

familia-celiacos

LOS MAESTROS

  • Los maestros informarán a los compañeros del niño celíaco con el fin de crear un clima de solidaridad y evitar que se sienta diferente.
  • Mediante actividades en el aula, a partir de cuentos y dibujos, podrán explicar en clase qué es la enfermedad celíaca, qué alimentos no se han de ofrecer a un celíaco y por qué.
  • En las fiestas, aniversarios y celebraciones, se tendrá presente la dieta del niño celíaco, preparando las actividades de manera que dispongan de productos adecuados para él.
  • Será útil disponer en el aula de golosinas/galletas…sin gluten. De esta forma aseguraremos que el niño no se quede sin en un momento determinado. El tutor se encargará de tenerlas guardadas en un lugar seguro y de avisar a los padres cuando se terminen.
  • Facilitarán a los padres de los compañeros información sobre qué productos no tienen gluten, en caso de que lo pidan.
  • Dispondrán en el aula de una receta sencilla para elaborar un bizcocho sin gluten, por si a alguien le interesa y se anima a prepararla.

 

EL PERSONAL DE COCINA Y COMEDOR

¿Qué puede comer el celíaco?

  • El celíaco ha de intentar llevar una dieta lo más natural posible, basada en alimentos frescos y naturales: leche, carne, pescados, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales sin gluten (arroz, maíz).
  • Ha de procurar evitar los productos manufacturados y los alimentos precocinados, ya que el gluten se utiliza de manera muy amplia en la industria alimentaria y está presente en el 80% de este tipo de productos. En caso de utilizar estos productos, se consultará con los padres si contienen o no gluten.
  • Los productos específicos para celíacos (pan, pasta, postres…) se encuentran fácilmente en herboristerías, supermercados, grandes superficies y algunas farmacias.
  • El celíaco no ha de consumir productos artesanales ni a granel si se desconoce el origen de los ingredientes.

Ante la duda de si un producto contiene o no gluten, NO se ha de consumir.

Consejos en la manipulación de los alimentos:

  • Es conveniente que los ingredientes que no contengan gluten se guarden en un espacio diferenciado.
  • No se pueden compartir utensilios/recipientes ni a la hora de cocinar ni a la hora de comer.
  • Es preferible preparar primero los platos sin gluten.
  • No se puede utilizar un aceite que haya servido previamente para freír un alimento con gluten (rebozados…)
  • Se ha de tener especial cuidado a la hora de usar cubitos de caldo y salsas, pueden tener gluten.
  • Si se prepara algún guiso con lentejas no se puede poner un embutido con gluten y luego retirarlo.

La manipulación de los alimentos en la cocina ha de EVITAR LAS CONTAMINACIONES CRUZADAS.

Consejos para los responsables del comedor:

Tanto a la hora de cocinar como a la hora de comer, son necesarias una serie de precauciones. Ahora bien, eso no quiere decir que el niño coma separado del resto de sus compañeros.

El niños, por pequeño que sea, aprende a distinguir qué productos no puede comer, aprende a ser AUTÓNOMO.

CONSEJOS ÚTILES

Es importante informar al claustro de profesores y a todo el personal del centro de la existencia de un niño celíaco.

Cuando se programen determinadas actividades (celebraciones, fiestas a nivel del centro, salidas…), será muy importante tener en cuenta la dieta del celíaco de manera anticipada. Si la actividad se solicita a otra institución, se hará constar en el formulario de inscripción.

El celíaco es un niño normal, que no tiene por qué sentirse diferente si las personas que forman parte de su entorno están debidamente informadas.

En caso de ingestión de un alimento con gluten:

  • No alarmarse ni regañar al niño.
  • Investigar qué ha comido y preguntarle por qué lo ha hecho.
  • Observar si la conducta es habitual o accidental.
  • Comunicárselo a los padres.